Las locuras que por amor hacemos

Alguien cómo yo no entiende el querer a alguien o algo y no arriesgarse por miedo.
Alguien cómo yo, que ha recorrido miles de kilómetros, que ha cruzado fronteras por un amor de otoño, arriesgándolo todo, que espero días, meses, años para poder volver a ver.


A alguien cómo yo, que sólo le fue suficiente un mes cuando las hojas caen. Un mes de risas, de atardeceres, viajes en carretera, arena en los pies, de la brisa fría del  mar mojando mi rostro, de guerras de bolas de nieve tocando mi tibia piel, de sudar caminando entre piedras, de charlas sin sentido en la cima de la montaña, de caminatas en la ciudad  y de un único beso y primer beso “el de la despedida”. 
A alguien cómo yo que se conformaba con escuchar su voz en la distancia y saber que al final del día, no importaba el lugar donde estuviéramos, habría un momento cada noche dónde ambos nos encontraríamos… al mirar la luna.


Y aún cuándo ya no fue sostenible la distancia y el tiempo.  Sólo me bastaba con mirar la luna para saber que aún que no habláramos, cuando el la observará pensaría en mí y que el sabría que al yo observarla habría pensado en él.


La universidad terminó, la vida adulta laboral comenzó y así llego un día, tome la decisión, renuncie a mi trabajo, empaque los temores, dudas y me arriesgue a viajar para volver a verlo.
Y nos permitimos vivir la oportunidad que nos debíamos, haciendo que cada día contará. Aún tengo preguntas a las cuales no les encontré respuesta.

Hace poco un amigo me dijo una frase, que me encantó “el amor nace y muere cada día”.

Aún lo amo pero de una forma diferente.
Nuestro amor murió un día y nació transformado. Al final sólo quedó una bonita amistad en la distancia en la cual de vez en cuándo cruzamos palabras o letras para saber uno del otro. Y bueno sin duda esta historia tuvo sus procesos y momentos difíciles. 
Pero lo volví hacer a pesar de las cicatrices, volví a arriesgarme y lo sigo haciendo, pero esas son otras historias.

A lo que iba…
Cada vez que escucho decir a alguien lo quiero o quiero esto, pero no puedo con X cosa. Para mi es claro, no lo adornes.
Sencillo no lo quieres. No lo suficientemente.
Es simple cuando genuinamente quieres algo o alguien, luchas para conseguirlo, haciendo los miedos aún lado. 
Pero tengamos presente que solo tenemos que pelear las batallas por todo aquello que nos corresponda, que sume a nuestra vida, que la experiencia nos haga crecer y enriquezca, no que nos destruya en el camino.

También hay que aprender a dejar ir, y también a irse.
Algunas veces te podrás marchar con elegancia y madurez y algunas otras cómo huracán destruyendo todo a su paso, perdón por esas.

Nada que valga la pena es fácil, Así que arriésguense por alguien que también lo haría por ustedes. Por qué al final del día aun que no haya funcionado y tengas el corazón destrozado y las  lágrimas de momento no cesen y  tú vida sea reducida a una maleta.
Dentó de ti habrá una gran sonrisa de satisfacción por haberlo intentado.
Por que pesan más las culpas por no haberlo hecho.

Y siempre, siempre cada día se vuelve a comenzar.
No permitas que la vida te pasé, sólo siendo un espectador en un lugar dónde no eres feliz.

Deseo

Deseo, que tengas un amor tan grande y sólido en tu vida que no haya espacio para dejar entrar las dudas, ni terceras personas.


Deseo, que te ames tanto a ti mismo cómo para asumir la responsabilidad de llenar tus propios vacíos existenciales y no dejar los en manos de alguien más.


Deseo, que tengas un amor tan grande, que no haya necesidad de hurgar en el pasado. Por que aún que tiene su enigmática belleza y sus memorables historias, el presente es lo unico tangible.


Deseo que no idealices ese amor, que veas claramente en el sus defectos y aun así tomes la desicion cada día de permanecer a su lado por que quieres, no por costumbre, compromiso o por miedo a estar solo.


Deseo que te tengas tanto amor para trabajar en la mejor versión de ti, pero que también la persona a la que elijas amar, te desafíe e impulse a crecer en lo fisico, espiritual y en lo profesional, pero que sin embargo ame la parte más obscura de tu ser.
Deseo siempre que encuentres primero el amor en ti.


Deseo qué seas muy feliz con las desiciones que tomaste y que no tengas que volver a recurrir a mi.

Hoy preguntaste por mi

Hoy preguntaste por mi,

Es tarde, la luna se ha mostrado y se ha vuelto a ocultar entre las nubes.

Y la lluvia ha comenzado, los relámpagos iluminan mi ventana y en cada destello me llevan a un viaje.

Mi respuesta a tu pregunta, estoy bien, pero aun sigo sin entender y cuestionándome que sucedió?, que fue lo que puso distancia a esos años de amistad.

La lluvia no cesa.

Y comencé nuevamente a recordar a esos amigos que un día fueron cómplices de extraordinarias aventuras.

Es paralizante el momento en el que te das cuenta que eres un conjunto de personas, y cuando una de ellas parte se lleva una parte de ti. La cual hay que reconstruir.

Solíamos ser nuestros diarios.
Solía desnudar mis mas absurdos temores, inseguridades, miedos y complejos. Mis sueños utópicos, anhelos, mis metas.
Podía exonerar mis pecados sin prejuicios.
Solíamos reírnos uno del otro, tener charlas largas aun en la distancia, y en los encuentros abrazos prolongados.
Nos recordábamos ser humanos, no seres robotizados, volver a nuestra esencia.
Contigo me sentía libre.

Y entonces un día el teléfono sonaba prolongadamente, las llamadas no eran devueltas, mensajes fríos y el abismo creció.

Carta a los amores que decidimos soltar.

Algunas veces nos toca ser los villanos de la historia, ser egoístas y emprender la retirada.
No porque no hayamos amado, el asunto es que no era lo suficiente para quedarse, si, a veces la verdad puede ser un poco cruda. Y aun así con esta verdad no significa que haya sido fácil tomar la decisión y afrontar las consecuencias, créeme porque la separación no es menos difícil.


Pero creo que mereces un amor que se entregue como tú, que busque los mismos objetivos, que te ame tan intensamente como tú lo haces, que se entregue plenamente,  que te acepte como eres sin intentar cambiar tu esencia, que siga mostrando ese brillo en los ojos al verte, que siga dejando escapar esa sonrisa pícara y de complicidad, que siga soñando y planeando contigo, que lo que sienta sea reciproco.

Y no, no resultó fácil tomar la decisión de alejarse.

Y no, tú no te equivocaste.

¡Y si! lo que sentí en un principio fue tan real para mí como para ti. Yo también quería que funcionara, que ejecutáramos todos esos planes, pero en el camino uno comprende que no es ese el lugar al que pertenece.

Y aun así con la decisión de marcharse, vinieron dudas de si era lo correcto partir o permanecer.
Y aun manteniéndome fiel y a ferrándome a la decisión, sentí tu ausencia, extrañe los momentos, extrañe tu voz, las charlas, el sentimiento que experimente en tus brazos, en las risas, en el llanto, en el drama, en la aventura que compartimos.

Dude de lo que hice, llore, me reproche. Pero al final me seguí convenciendo que ambos merecemos continuar hasta encontrar nuestro lugar.

Siento mucho si te lastime y esperó que sigas dando lo mejor de ti, no importa cuantas veces tengas que comenzar, cuan cansado estés de intentarlo.

Con el más sincero y puro cariño, me despido hasta el día que el destino nos vuelva a cruzar y nos permita compartir una sonrisa calidad y sincera por esos tiempos que compartimos.

A veces aborrezco la sociedad.

Algunos días amo la vida, el universo, a los seres humanos tan complejos, fascinantes, enigmáticos y difíciles de descifrar. La mayoría del tiempo tengo fe en la humanidad.

Pero otros días como hoy, odio a lo sociedad, la aborrezco y pienso, en ¿cómo es posible que aun sigamos existiendo?, destruyendo hábitats con la finalidad de buscar la comodidad, una idea que la industria nos ha vendido también, que gastamos nuestra vida en alcanzarla.   

Una sociedad que destruye, que no le importa pasar sobre los demás, que abusa de un poder o una jerarquía social que se le ha asignado.

A veces… a veces creo que somos un asco de sociedad.

A veces somos seres tan superficiales y egoístas, que no nos detenemos a pensar en los problemas de los demás, en entenderlos, solo nos limitamos a juzgar y exigir, porque lo que estén viviendo ellos, no es nuestro problema.

Qué clase de sociedad somos al llorar al ver una película, pero no lloramos al ver un niño muriendo de hambre pidiendo limosna en la calle, lo tomamos como algo de lo cotidiano que lamentable los menos afortunados viven, por culpa del abismo entre las clases sociales o de un mal gobierno, una mala administración o la injusta distribución de riqueza.

Vamos por la vida ofreciendo opiniones que no se nos han pedido, interviniendo en vidas ajenas solo por morbo o porque no tenemos algo más interesante que hacer, porque a veces nuestra vida puede ser un poco patética y un tanto monótona.

Chismes y rumores vamos por ahí esparciendo y divulgando lo que nos molesta de las personas, pero somos incapaces de dialogarlo cara a cara, nos falta el valor, pero nos sobra el descaro.  

¿Y la injusticia?

Me molesta la injusticia, pero más me molesta no hacer nada al respecto, y quizás este desagrado no sea con la sociedad sino conmigo misma, por no hacer nada ante ella, solo me encuentro juzgando a la persona y a la acción, y al final… Al final no me hace mejor ser humano el solo saber diferenciar entre lo correcto y lo no aceptable, al final soy igual de miserable al no haber hecho nada al respecto.

Somos una mierda de sociedad, pero soy más mierda al tratarme de adaptar a esta sociedad fría, banal, clasista y consumista.

Pero mañana será otro día más y olvidare esta reflexión y volveré a integrarme para ser un miembro funcional de esta sociedad tan superficial, en volviéndome en una rutina que me permita alcanzar esa falsa felicidad.

Mañana será otro día, pasará el enojo y volveré a tener esperanzas sobre los seres humanos, a ser positiva y creer que somos más los buenos, a creer que podemos salvar el mundo con pequeñas acciones, regalando sonrisas y tratando de hacer mejor las cosas.   

Y de vez en cuando volveré a tener esta crisis existencial.  

En esta historia nadie juego el papel de villano

Lo sé es la historia más estúpida e ilógica.

Lo sé es tan absurdo y surrealista.

Lo sé…

Solo me basto una semana, para conocer tu alma a través de tus ojos, para despertar eso que estaba dormido dentro de mí, para volver a tocar los astros.

Lo sé, me lo cuestiono en esta noche fría que anuncia la llegada la lluvia, dónde un  relámpago me suplica abondar  este trance y apegarme a la realidad.

¿Como es que puede pasar esto?¿Cómo es que una semana contigo basto, para hacerme miserable en tu ausencia? ¿Cómo es que tu lo lograste, dentro de tantos otros qué intentaron hallar en mi interior esas ganas de querer arriesgarlo todo? de perder mi equilibrio.

Cómo es que en una semana tomaría un salto tanto tan grande a decir !Sí, acepto¡

¿cómo es que lo estaba considerando? parecía ser una buena idea para no separarme de ti, la mejor idea de echo aun que claro tenia mis dudas, y mi lado catastrófico, en esta ocasión mi lado más racional me susurraba – No lo van a lograr, no con tan poco tiempo.

Cómo es que mientras estaba sentada en tus piernas estrujándote, acariciando tu cabello y perdiéndome en tu mirada mientras me suplicabas que no tomara ese vuelo, que no me marchara, pude decirte que solo serian unos meses, solo tres cortos meses y que volveríamos a estar juntos para siempre. Lo sé, palabras fuertes se me escaparon, culpo al momento, a la noche fría, al tic tac a contra reloj, al calor que emanaba nuestros cuerpos, a las ganas de congelar el momento.

En esta historia nadie jugo el papel de villano.

Simplemente fueron nuestros tiempos a destiempo, nuestras metas, nuestros espacios, nuestros ideales, nuestros temores, y por ultimo la distancia que se encargo de crear ese agujero negro que nos succiono y nos libero en diferentes dimensiones, lo sé fue tan efímero, a un mes irónicamente el más largo eterno mes.

Lo nuestro no tenia una base solida a la cual aferrarse e incluso creo que si hubiera existido el resultado hubiera sido el mismo,  dado a tu apresurado deseo de formar una familia y a mi poco interés de completar la idea de la familia a mediano plazo, no por que no me interesaras, sino por el echo de que para mi era era necesario esperar unos años a cumplir dicho requerimiento , no te culpo por tu distanciamiento, aun que hubiera agradecido más la franqueza y que fueras directo al punto.

Pedía a Dios o bien el universo que se encargara de mostrarme las señales si eramos el uno para el otro, pues bien fue doloroso pero necesario.

Las rupturas duelen te desgarran, te llevan a abismos. pero sabes me volvería a enamorar, en este momento con lagrimas en los ojos por tu nuestro inevitable final, me digo a mi misma lo volvería hacer, solo para volver a tocar el cielo una vez más. Volvería confiar ciegamente una vez más sin importar el resultado. 

todos hemos perdido por el camino a alguien

Creo que no te dije que me encantaba cuando te hacías el duro, tratando de ocultar tu lado más romántico, que sin embargo, no conseguías esconder tan fácilmente. Te delatabas. Esos detalles que te hacían único, que me sorprendían sin esperarlo. Y que me ganaste el mismo día que nos conocimos. Todo un mérito
Porque perder es malo y hacerlo a propósito es peor. Es olvidar tu canción favorita y negarte a bailar cuando te sabes todos los pasos. Y tienes con quien bailar. Es dar la respuesta errónea sabiendo cuál era la buena. Es tirarse piedras sobre tu propio tejado o esconder la mano tras haberlas lanzado.p El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y si no cambiamos esa piedra, tropezaremos una y mil veces. Y el problema no será ella, sino nosotros. Porque cambiará la piedra, pero no evitaremos nuestra caída si no aprendemos a andar bien. Si no aprendemos a querer ganar. Si no desaprendemos a perder. Si no perdemos el miedo a perder.

Y es que, quien más y quien menos, todos hemos perdido por el camino a alguien. Por orgullo, por egoísmo etc. Cada uno que escoja su motivo preferido. Y que lo reconozca. Recuerda que el primer paso para el cambio es ese, De nada sirve si no aceptamos nuestros fallos. Quizá se trata de una amistad que se enfrió. Quizá por orgullo de uno a pedir perdón. O tal vez por orgullo del otro a preguntar. El tiempo pasó y nunca más se supo. Quizá fue el amor de tu vida. Hasta que lo borraste de ella a base de palabras inadecuadas y señales equivocadas. De inconveniente indiferencia y muestras de cariño contenidas y contadas. De gestos que hablaban por sí solos y silencios que creaban distancias que llegaron a ser insalvables.

Carta a mi ex amiga,

Querida amiga se qué ya no formarás parte de mi vida, no por qué yo lo haya provocado sin embargo si lo decidí, por qué está amistad no fue recíproca.
Te confíe mi vida, mis secretos, mis errores, mis temores y mis aciertos. Y lo que hiciste con ellos fue divulgar los, ¿con qué intención? ¿Someterme a la crítica?
Cualquiera qué se consideré mi amiga/o ; sabe qué mi vida no es un tema de conversación a debatir para su distracción, qué esto para mí se considera traición, una violación a mi confianza.

Se qué soy la persona más imperfecta de esté mundo, que he cometido muchos errores, ahora si alguna vez te ofendí discúlpeme nunca lo hice con intención y no soy adivina para saber si te lastime de forma inconsciente, pero aclaremos algo tú no eres la víctima en todo esto, no te justifiques, acepta tu responsabilidad cómo yo la mía al confiar de más, creí qué eramos lo suficiente maduras para dialogar lo, cómo en muchas ocasiones te lo repetí que nuestras diferencias se hablan y no se guardaban pero una vez más me equivoque contigo.

Puedes estar tranquila qué por mi parte todo lo qué se de ti me lo llevaré a la tumba y jamás te expondré al escrutinio público a un incluso ahora qué la decepción está latente. Porqué se lo que es la lealtad y el respeto aún incluso cuándo ésos beneficios no me los hayas otorgado. Por el contrario deseo todo el éxito del mundo y que Dios y el universo te siga bendiciendo.

Ahora querido público no tengo por qué exponerlo pero quizás sirva de ejemplo para cuestionarnos y reflexionar qué papel estamos jugando en la amistad o por si eres alguna de ésa personas que fingen ser esa amiga incondicional y en la menor oportunidad tomas ventaja de ello. Los amigos son para cuidarse unos a otros en esté mundo a veces tan superficial.

Querida amiga se qué ya no formarás parte de mi vida, no por qué yo lo haya provocado sin embargo si lo decidí, por qué está amistad no fue recíproca. 
Te confíe mi vida, mis secretos, mis errores, mis temores y mis aciertos. Y lo que hiciste con ellos fue divulgarlos, ¿con qué intención? ¿someterme a la crítica?. 
Cualquiera qué se consideré mi amiga/o sabe qué mi vida no es un tema de conversación a debatir para su distracción, qué esto para mí se considera traición, una violación a mi confianza.

Se qué soy la persona más imperfecta de esté mundo, que he cometido muchos errores, ahora si alguna vez te ofendí discúlpame nunca lo hice con intención y no soy adivina para saber si te lastime de forma inconsciente, pero aclaremos algo tú no eres la víctima en todo esto, no te justifiques, acepta tu responsabilidad cómo yo la mía al confiar de más, creí qué eramos lo suficiente maduras para dialogar lo, cómo en muchas ocasiones te lo repetí que nuestras diferencias se hablan y no se guardaban pero una vez más me equivoque contigo.

Puedes estar tranquila qué por mi parte todo lo qué se de ti me lo llevaré a la tumba y jamás te expondré al escrutinio público a un incluso ahora qué la decepción está latente. Porqué se lo que es la lealtad y el respeto aún incluso cuándo ésos beneficios no me los hayas otorgado. A pesar de esta felonía espero que tengas todo el éxito del mundo y que Dios o el universo te llene de bendiciones. 

Ahora querido público no tengo por qué exponerlo pero quizás sirva de ejemplo para cuestionarnos y reflexionar qué papel estamos jugando en la amistad o por si eres alguna de ésa personas que fingen ser esa amiga incondicional y en la menor oportunidad tomas ventaja de ello te recuerdo que los amigos son para cuidarse unos a otros en esté mundo a veces tan superficial.

No te detendré

No detendré si tienes que marcharte para lograr tus sueños, por que tus sueños son tan importantes para mi, como lo son para ti.

No te detendré por que aprecio lo que te ha mantenido en vela.

No te detendré por que no seré quien limite tu crecimiento.

No te detendré por que no seré yo el obstáculo que se interpone entre lo que anhelas.

No te detendré por quiero que luches por alcanzar tus metas, por las que tanto has trabajado.

No te detendré, no por que no me importes, sino por que entiendo lo que representa para ti.

Aun que eso… implique alejarte de mi.

8 de Marzo día de la mujer.

Hoy no debería ser un día de felicitación por ser mujer, debería ser un día de reflexión y de lucha como lo fue en un inicio. En tan solo 66 días transcurridos del año 35 mujeres han sido asesinadas en el estado de Michoacan y “esos son los casos” que el gobierno ha decido compartir. ¿y si hablamos de violaciones?
No quiero que mi gobierno me felicite y me reconozca por ser mujer, quiero que  garantice mi seguridad y el cumplimiento de mis derechos.
No quiero que los medios me feliciten, quiero que presionen y exijan resultados, que dejen de imponer y difundir estándares de belleza.
No quiero que las escuelas, instituciones y empresas, me feliciten, quiero ofrezcan las mismas oportunidades y salarios sin hacer distinción de genero.
No quiero que la sociedad me felicite,  quiero que se eduque, primero teniendo claro que el feminismo no es lo mismo que el machismo. Que el feminismo lucha por la igualdad de genero, mientras que el machismo es la superioridad del genero masculino sobre el femenino. Y que este movimiento surge, en primera por que la sociedad ha vuelto un tema común el abuso sexual hacia una mujer y  que este no solo concluye en un acto aberrante, y denigrante, sino se priva de la vida.
A la mujer se le priva de la educación y del derecho de opinión. Se nos ve como un juguete sexual “que estrategicamente vende”, se nos insultan con palabras obscenas en las calles.
A la mujer se le imponen más estándares de belleza y se es más cruel sino los cumplen, claro los aceptamos por que así se nos educo y solo hasta la edad adulta nos cansamos en tratar de cumplirlos y nos damos cuenta que no tendríamos por que haberlos aceptados.
Se que las felicitaciones son con intenciones buenas, pero una acción ayudaría  a salvar vidas y a que las nuevas generaciones de niñas tengan una vida digna.
En mi mundo utópico no existiría el “día de la mujer”  (común mente conocido, que realmente es el recordatorio de una lucha) no  existiría por que la mujer no seria agredida sexualmente, no seria denigrada al caminar por las calles, no sufriría de violencia domestica, ni desigualdad de sueldos y oportunidades.
En mi mundo utópico todos seriamos simplemente seres humanos con los mismo derechos, sin importar edad, genero, raza, preferencia sexual, nivel económico y cualquier otra categorización.